Rutas y Excursiones

Camí de Cavalls, un sendero a descubrir

Si has buscado información sobre qué hacer en Menorca, seguramente te habrás topado con el nombre de Camí de Cavalls. Este sendero, de 185 kilómetros de longitud, bordea la isla en su totalidad. Pero, ¿por qué?

El enemigo que llega del mar

La posición geográfica de Menorca, justo en mitad del Mediterráneo, fue desde tiempos remotos una ventaja para todo aquel que la ocupara. A medio camino entre Europa y África, y como lugar de encuentro de varias rutas comerciales y marítimas, tenía las cualidades necesarias -entre las que se incluyen el gran puerto natural de Mahón- para ser el punto estratégico perfecto. Por decirlo de alguna forma, Menorca estaba de moda no por sus playas, sino por su ubicación. Lo que la convirtieron en blanco de ataques con afán de dominarla. De ahí que, en la actualidad, la idiosincrasia y cultura menorquinas estén plagadas de restos británicos, franceses o árabes

Una de esas herencias fue, precisamente, el Camí de Cavalls, que se trazó en el siglo XIV por orden del rey Jaume II y que obligaba a las colonias de su reinado a mantener un caballo armado para defenderse de los ataques que llegaban por mar.

Con el tiempo, el uso defensivo desapareció, y el Camí de Cavalls sirvió como servidumbre de paso entre los diferentes predios de la isla. Conscientes de su atractivo y para mantenerlo en buenas condiciones, las instituciones de la isla lo han orientado hacia el turismo de naturaleza, siendo la ruta más importante a recorrer dentro de Menorca.

Las etapas

Con la intención de ponérselo fácil al caminante, se dividió simbólicamente el camino en 20 tramos, de los cuales 3 discurren por la costa de Alaior. Playas, barrancos y accidentes geográficos importantes suelen marcar el inicio y el fin de cada etapa, de forma que se puede realizar una excursión ya planificada de antemano y sabiendo qué vas a encontrar en el camino. El cómo la harás, ya es cuestión de gustos. A pesar de que muchas personas eligen recorrer los senderos a pie, los hay que también se atreven a coger la bicicleta de montaña -algunos terrenos no son precisamente suaves- o incluso a caballo, como se hacía antiguamente. Vamos a ver las tres etapas que se pueden hacer en el municipio de Alaior con más detalla.

Etapa 15. Sant Tomàs-Son Bou

Si quieres empezar el camino de Cavalls que transcurre por Alaior de oeste a este, tendrás que desplazarte en coche hasta Es Migjorn Gran. Concretamente, hasta la playa de Sant Tomás. Desde allí comenzarás la etapa más corta de las 3 que se ubican en el municipio. Es, además, la más sencilla, pues discurre por un tramo de costa bastante llano y con arenales suaves. De hecho, en este tramo del camino cruzarás playas tan bonitas como la de Talis, y desembocaduras de barrancos como el de Son Boter. Una peculiaridad de esta etapa es que se adentra en la zona húmeda de Son Bou, donde podrás observar un cambio significativo de vegetación y fauna. En total son unas dos horas de excursión por un trayecto de 6,4 kilómetros que se puede realizar fácilmente.

Etapa 16. Son Bou-Cala en Porter

Dejada atrás la primera etapa, el tramo de Son Bou a Cala en Porter demanda un poco más del caminante. Además de llegar ya a los 8 kilómetros de recorrido, la etapa 16 discurre entre barrancos, pequeños tramos de asfalto y terrenos cultivados. Es considerada una etapa de dificultad media, por lo que es preferible ir con un poco de entrenamiento y sin lesiones. Algunos de los puntos más interesantes de este tramo son la cala de Llucalari, las vistas que se pueden apreciar del poblado talayótico de Torre d’en Galmés y la vegetación y los cultivos de árboles frutales del barranco de Cala en Porter, que marca el final de la etapa.

Etapa 17. Cala en Porter-Binissafúller

El último tramo del Camí de Cavalls que pasa por Alaior es la etapa 17. Es otra de las consideradas fáciles, aunque has de saber que es una de las que también lleva más tiempo, al ser un recorrido de más de 11 kilómetros. Es también el tramo más urbanizado de los 3. Sin embargo, el encanto de los lugares naturales que se pueden observar en esta etapa, valen mucho la pena. Destaca otro de los barrancos importantes del municipio, el de Calescoves, donde las cuevas antiguas pueblan la pared del acantilado. Es Canutells es otro de los pequeños barrancos que verás en esta etapa, que termina su recorrido en la playa de Binissafúller.

Ahora que ya tienes información sobre las etapas, puedes elegir la que más te guste. O hacerlas las tres. ¿Quieres tener a mano los detalles más importantes de cada tramo? Echa un ojo a nuestra breve guía del Camí de Cavalls que pasa por Alaior.

Seguir leyendo

Más ideas para disfrutar

Consulta más artículos de nuestro blog